NON BIS IN IDEM – COSA JUZGADA – SENTENCIA ABSOLUTORIA – RECURSO DE CASACION – INADMISIBILIDAD DEL RECURSO – VIOLENCIA DE GENERO – ABUSO SEXUAL CALIFICADO POR ULTRAJES A LA VICTIMA

El ne bis in idem se sustenta en la prohibición de un nuevo juicio sobre los mismos hechos que han sido materia de la sentencia dotada con autoridad de cosa juzgada, circunstancia que no se observa en el caso, pues la ley prevé la facultad del fiscal de recurrir la sentencia absolutoria, por lo que no ha quedado firme. Es admisible el recurso del MPF con el fin de determinar si la absolución resultó adecuadamente fundada o si los hechos determinados en el juicio a través de las pruebas válidamente incorporadas pudieron conducir a otro resultado. No se expresó de manera inteligible en qué aspecto radicaría la duda evocada por el a quo si se asignó credibilidad a los dichos de la damnificada, que coincidían con otros testimonios y los informes de los profesionales y se comprobó que el abuso sexual se perpetraba mediante la violencia que ejercía habitualmente el incuso y que la victimización sexual formaba parte de la relación violenta que encerraba a la víctima. No está probado el consentimiento a la violencia sexual, ya que a lo largo de su declaración se demostró que la mujer tenía miedo de confrontar a su marido, pues cada vez que lo hacía, las agresiones empeoraban, configurándose un sometimiento sexual gravemente ultrajante. Es contradictoria la fundamentación de la sentencia cuando se refiere a “abusos sexuales consentidos”. El perdón de la víctima no cancela la responsabilidad por las conductas imputadas. La reiteración de los episodios y su conexión con el hábito de consumir alcohol no permite exonerar al encartado, pues el relato de los hechos determina que la bebida desencadenaba impulsos que luego eran reconocidos por el imputado como dañinos y, en esas situaciones, el imputado poseía la capacidad de seleccionar las personas contra las que ejercería violencia. La convalidación judicial de las convicciones del incuso en orden a que el esposo tiene derecho a forzar el sexo con su cónyuge compromete seriamente los objetivos convencionales y puede generar responsabilidad internacional del Estado argentino, pues lejos de cumplir aquellos estándares refuerza la convicción de que el “débito conyugal” puede ser impuesto a las mujeres y que debe prevalecer el deseo sexual del esposo sobre la integridad sexual de la mujer. La disidencia sostuvo que, no obstante la arbitrariedad que el fallo contiene, otorgar la chance al Estado de realizar un nuevo juicio, ante la sentencia absolutoria objetada por el acusador público, implicaría una afectación directa a la garantía de orden superior -ne bis in idem-. (Dres. Slokar, Ledesma -en disidencia- y David).

FALLOS
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL , CAPITAL FEDERAL, CAPITAL FEDERAL
Sala 02 (Ledesma – David – Slokar)
Adorno Florentín, Atilio Ramón s/ Recurso de Casación
SENTENCIA del 25 DE ABRIL DE 2014
Nro.Fallo: 14261002

ABUSO SEXUAL CON ACCESO CARNAL – RECURSO DE CASACIÓN – VIOLENCIA DE GENERO – REVOCACIÓN DE SENTENCIA

La Cámara Criminal, por mayoría, absolvió por el beneficio de la duda al imputado por el delito de Abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por un encargado de la guarda, continuado.

Contra esa resolución, el Fiscal de Cámara interpone este recurso de casación.
Otras razones concurren en el caso para revocar la resolución impugnada: Las obligaciones asumidas por el Estado argentino en la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, suscripta en Belém do Pará, República Federativa del Brasil, el 9 de junio de 1994, aprobada por Ley del Congreso 24.632, el 13 de marzo de 1996, que exigen no sólo la investigación sino también la sanción de conductas como las establecidas en estos autos, bajo pena de hacer incurrir al mismo en responsabilidad internacional.

También por ello, considerando que ha quedado plenamente constatada la violencia de género padecida por la víctima, de conformidad con lo dispuesto en las normas referidas y la debida diligencia comprometida por el Estado argentino ante la comunidad internacional para la prevención, sanción y erradicación de toda forma de violencia en contra de la mujer, la resolución impugnada no importa una derivación lógica de las circunstancias establecidas en el juicio, por lo que no constituye un acto jurisdiccional válido.

Por los fundamentos dados, estimo que corresponde dejar sin efecto la sentencia absolutoria y que este Tribunal ejerza su competencia positiva (Art.466 del CPP) con el dictado de una nueva sentencia con arreglo a esos fundamentos, declarando penalmente responsable al imputado P. por los hechos establecidos en la causa -que sirvieron de base a la acusación fiscal y sobre los que fue ejercida la defensa material y técnica del imputado- como autor del delito de Abuso Sexual con acceso carnal agravado (art. 119 cuarto párrafo en función del inc. f) del Código Penal).

Opino también que, para salvaguardar la garantía constitucional de la doble instancia, de conformidad con lo sostenido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en consonancia con lo previsto en los Pactos Internacionales de Derechos Humanos (art. 75 inc. 22 CN, art. 8.2 h de la CADH y art. 14.5 del PIDCP), a los fines de la individualización de la respuesta punitiva, corresponde disponer el reenvío de las presentes; y así lo ha sostenido este tribunal en varios precedentes: “Godoy”, “Blasco y Salazar”, más recientemente “Córdoba Arroyo”, entre otros. Sin embargo, en tanto la interpretación que propongo de la prueba producida en autos es claramente contraria a la manifestada por los jueces que por mayoría decidieron la absolución del imputado, la cuantificación por ellos de la pena implicaría una situación de extrema violencia moral para dichos magistrados.

Por ello, para superar esa situación, y el prejuzgamiento del magistrado que votó en disidencia, propongo que con otra integración, previa audiencia de visu, el tribunal a quo individualice la cantidad de pena que deberá cumplir el imputado como consecuencia de la declaración de responsabilidad penal efectuada en este acto, con arreglo a las consideraciones efectuadas y a las pautas previstas en los arts. 40 y 41 del Código Penal.

REFERENCIAS
Referencias Normativas: Constitución Nacional Art.75, Ley 11.179 – TEXTO ORDENADO POR DECRETO 3992/84 Art.40 al 41, Ley 11.179 – TEXTO ORDENADO POR DECRETO 3992/84 Art.119, Ley 23.054 Art.8, Ley 23.313 Art.14, Ley 24.632, LEY 5.097 Art.466

FALLOS
CORTE DE JUSTICIA , SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA, CATAMARCA
(Amelia Sesto de Leiva José Ricardo Cáceres Luis Raúl Cippitelli)
P., F.A. s/ Recurso de Casación interpuesto por el Dr. Gustavo V. Bergesio (Fiscal de Cámara) en causa Nº 143/12 – P, F.A. – Abuso Sexual con Acceso Carnal agravado por ser cometido por encargado de la guarda en calidad de autor.
CASACION, 32/14 del 7 DE AGOSTO DE 2014
Nro.Fallo: 14300060