¿Qué ocurre con los cementerios privados?

El administrador de un cementerio privado está obligado a llevar un registro de inhumaciones con los datos identificatorios de la persona inhumada, además de un registro de titulares de los derechos de sepultura en que deben consignarse los cambios de titularidad producidos.