Imputan a policía por fraude en la verificación vehicular

Habría cometido 140 defraudaciones en el Puesto de Control de Automotores N° 1. Era cajero, supervisor y verificador. Está sospechado de quedarse con parte del dinero que pagaban los ciudadanos

El fiscal de Instrucción en lo Penal Económico de Córdoba, Gustavo Hidalgo, imputó por el delito de defraudación calificada reiterada (140 hechos) a un policía que se desempeñaba en el Puesto de Verificación de Automotores Nº 1.

La investigación comenzó a raíz de una denuncia efectuada por quien se encontraba a cargo de dicha unidad, al observar sospechas en los trámites y planillas de rendición del pago de los aranceles que se exigen a los usuarios que se presentan en dicha planta con el objeto de realizar la verificación numérica del motor y chasis de los vehículos.

Luego de una serie de medidas probatorias incorporadas a la causa se determinó la responsabilidad del imputado, Raúl Gonzalo Moyano, agente de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Las maniobras

Según pudo establecerse, aproximadamente entre enero y marzo de 2013, Moyano, quien se desempeñaba como cajero, supervisor y verificador, habría realizado diversas maniobras en la máquina tickeadora en la cual abonan las diligencias los miles de usuarios que se presentan con su vehículo y el formulario 12, que no fueron percibidas por ellos ya que el trámite y el pago era cumplido regularmente. De acuerdo con la investigación, ante la presentación de la documentación por el usuario, el cajero -quien debe determinar el tipo de vehículo (automóvil, motocicleta, vehículo de carga, etcétera) para ingresar el arancel a abonar y de allí colocar un timbrado que queda impreso en el formulario 12 (que tiene la siguiente información: número de operación, dominio del vehículo, fecha y hora del timbrado y el importe del servicio y finalmente el total), el imputado Moyano, supuestamente, aprovechando el conocimiento del sistema, habría cometido tres tipos de maniobras.

La primera se habría llevado a cabo colocando en el formulario 12 un número de venta que otorga la máquina timbradora (que es único e irrepetible) en forma manuscrita, que ya había sido utilizado y cobrado en otro formulario 12 y que, por eso, correspondía a otro dominio, y no ingresado el dinero de ese trámite a la caja.

Otras de las maniobras descubiertas, actuando en función de cajero que recepta los pagos de los aranceles y conociendo el mecanismo de la máquina que otorga los tickets por el cobro, donde se consignan los datos de la operación, habría impedido el avance mecánico automático de la impresora matriz de punto del formulario 12, produciendo la imposibilidad de leer los datos consignados en él, por su sobreposición, tales como: fecha, dominio, número de venta y valor cobrado; lo que le permitió, de esta forma, ingresar a la caja un menor valor de la operación, sin ser detectada a simple vista.

Cabe destacar que no es la primera vez que el Puesto Verificador 1 es objeto de una investigación judicial. En 2015 se abrió una causa por sobrefacturación del costo del servicio a concesionarias de vehículos.

Posted in Posadas Misiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *