DAÑOS Y PERJUICIOS – MALA PRAXIS – RESPONSABILIDAD DE LOS ESTABLECIMIENTOS ASISTENCIALES – RESPONSABILIDAD MÉDICA

Resulta procedente la demanda entablada por un paciente contra un sanatorio, una obra social y un médico especialista en enfermedades vasculares, por los daños y perjuicios derivados de una mala praxis médica. Ello así, toda vez que el actor padecía de una patología vascular que afectaba principalmente su miembro inferior izquierdo, pero transcurrieron casi dos años desde la consulta inicial con el especialista, y ante la ausencia de un tratamiento adecuado, su miembro fue empeorando hasta culminar con la amputación del pie. En la especie, el especialista demandado había diagnosticado e indicado medicación al actor, luego de un año le realizó una rutina de laboratorio completa e indicó varias sesiones de cámara hiperbática, hasta que poco después se le amputó la pierna. La mala praxis médica había derivado de la omisión de realizar una evaluación arteriográfica del sistema arterial del miembro afectado a fin de descartar otros posibles tratamientos -conforme dictamen pericial médico-, susceptibles de llevar a una solución menos cruenta, o limitar el nivel de amputación.

DATOS DEL FALLO
CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO COMERCIAL, CAPITAL FEDERAL
Sala C (MONTI – CAVIGLIONE FRAGA – OJEA QUINTANA.)
MORGAVI, CARLOS c/ METROPOLITANO SANATORIO PRIVADO SA s/ ORDINARIO.
SENTENCIA, 56265/04 del 25 DE SETIEMBRE DE 2007