Contrato de trabajo

Firmar un contrato de trabajo no quiere decir que estás registrado.

El trabajo no registrado es el llamado trabajo en negro, que se da cuando no estás inscripto en el libro de registro que debe llevar el empleador y no estás dado de alta en la ANSES.

Los beneficios que tiene el trabajo registrado son:

  • Obra social.
  • Asignaciones familiares.
  • Aportes jubilatorios.
  • Cobertura en caso de accidente de trabajo.
  • Seguro por desempleo.

Para saber si estás registrado podés:

  • Pedirle a tu empleador que te muestre el libro de registro.
  • Hacer la consulta en las terminales de autoconsulta de la ANSES.
  • Consultar en la AFIP.

La registración no afecta tu salario de bolsillo y te permite ejercer los derechos que la ley te reconoce como trabajador

El contrato de trabajo firmado sirve de prueba si el empleador quiere desconocer la relación de trabajo.

El período de prueba es parte del contrato de trabajo. O sea que para que estés a prueba, primero tuvo que haberte registrado.

Podés exigirle a tu empleador que te registre.  Usá el telegrama laboral: es gratuito.

Si tu empleador te pide que te inscribas como monotributista y que factures no es correcto.  Eso es un fraude laboral que trata de ocultar la verdadera relación de trabajo.

Si tu empleador te registra con una fecha posterior a la real ingreso al trabajo, tenés derecho a reclamar que te registre con la fecha real de ingreso.

Si tu empleador no te registra, podés considerarte despedido por su culpa. En ese caso, el empleador tiene que pagarte la indemnización más una suma en concepto de multa por trabajo no registrado.