Asistencia del perro guía

Si necesitás la asistencia del perro guía, tenés derecho a entrar con él a cualquier lugar de acceso al público. Además, en los medios de transporte tienen que asignarte un asiento preferencial.

El perro guía puede entrar a lugares de acceso público porque acompaña, conduce y auxilia a las personas con discapacidad.

El perro guía pasa por un proceso de selección y de adiestramiento para tener un certificado que prueba que es apto para acompañar a personas con discapacidad. Se identifica con un distintivo oficial y debe estar sujeto por una correa o arnés.

Las personas con discapacidad pueden entrar y permanecer con su perro guía en los establecimientos gastronómicos, restaurantes, locales comerciales, oficinas del sector público y privado, lugares de ocio y tiempo libre, clubes deportivos, centros culturales, establecimientos de enseñanza pública o privada, establecimientos religiosos, centros sanitarios y asistenciales, hoteles, albergues, campamentos, apartamentos, balnearios, campings y establecimientos en general destinados al turismo, transporte de pasajeros y a las áreas de uso público en las terminales o estaciones y cualquier otro lugar, local o establecimiento público y privado de acceso público.

Además, en los medios de transporte tienen que reservarte el asiento más adecuado, con mayor espacio libre o al lado de un pasillo, según el medio de transporte de que se trate.

El acceso del perro guía a los medios de transporte es gratuito.