Accidentes de trabajo, acción civil, asegurador, obligación de seguridad, chofer de colectivos, stress

Si bien la tensión y el stress que genera la conducción de vehículos en la Ciudad de Buenos Aires no resulta por ahora evitable, sin ninguna clase de dudas es de toda evidencia que debieron tomarse medidas simples y accesibles para reducir al mínimo posible tales factores, restando la incidencia que genera el trato con los pasajeros, la distracción exigida por el cobro de los pasajes y el control del vehículo en cuestiones que no sean estrictamente las de conducción.