Abandono de personas, dolo, muerte de un menor

Procede absolver a una mujer cuyo hijo falleció a causa de una peritonitis originada en un golpe cuando se encontraba al cuidado del concubino de ésta, en orden al delito de abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo, pues, si bien la mujer fue a trabajar y dejó al niño con su pareja, pese a los síntomas que manifestaba, fue porque pensaba que su hijo tenía una dolencia menor, dado que lo había llevado al médico y lo habían medicado por una presunta afección hepática, y desconocía que su vida se encontraba en peligro, máxime considerando las estrictas condiciones de disciplina que las trabajadoras debían cumplir en el comercio donde laboraba.

Sumario SAIJ